Ultimo Momento

martes, 14 de febrero de 2017

Concejales de la UCR se reunieron con representantes del Colegio de Arquitectos

El encuentro ocurrió el día jueves  por la noche en la Casa del Senado en Cañada de Gómez, con el objetivo de abordar temáticas de importancia para la ciudad, como el Plan Estratégico y la futura ubicación de la Terminal de Ómnibus, entre otras.

El concejal Fernando Mauroni calificó la reunión como «muy interesante y productiva», y destacó que «pudimos intercambiar opiniones y elaborar una visión global respecto de cuestiones que hacen al desarrollo de la ciudad en el mediano y largo plazo, y por lo tanto, deben abordarse con amplitud y seriedad».

El edil del radicalismo agregó que «el diálogo con el Colegio de Arquitectos nos permite sumar una mirada técnica que enriquece el debate político, para ampliar el panorama y elaborar una planificación adecuada a temas de importancia como el Plan Estratégico, que a pesar de las demoras, es una iniciativa necesaria sobre la cual Cañada de Gómez puede crecer de forma ordenada, ofreciendo una mejor calidad de vida a los vecinos en las próximas décadas».   

Además del Plan Estratégico, se abordó la ubicación de la futura Terminal de Ómnibus, los proyectos en danza para el predio de la ex Feria Peralta, y el desarrollo urbanístico de la ciudad, entre otros temas destacados.

«Luego de 8 años -manifestó por su parte Matías Chale-, es necesario dar una discusión seria y responsable respecto de estas cuestiones estratégicas, más allá de los formalismos. Muchos de los errores que marcamos en su momento han sido corregidos, y esperamos que de ahora en más lleguemos a soluciones que estén legitimadas por la participación de los profesionales, las instituciones, y sobre todo, de la ciudadanía en su conjunto».

Por último, añadió que «siempre es importante encontrar consensos en este tipo de proyectos, y no tratar de imponer la voluntad de un sector por sobre los intereses de los vecinos», y remarcó la necesidad de «ser muy responsables porque estamos definiendo los lineamientos generales para el desarrollo de Cañada de Gómez en los próximos 30 o 40 años, y debemos aprovechar esta situación como una oportunidad de encuentro y acuerdo, y no de confrontación».